Organizaciones y funcionarios vinculados a la Agricultura Familiar en el norte de Santa Fe se reunieron en la ciudad de Reconquista. “Las organizaciones pudieron compartir con los funcionarios la necesidad de resistir a las consecuencias de las últimas inundaciones y al parate de un año y medio de políticas públicas” aseguraron desde la Unión de Organizaciones del Norte de Santa Fe (UONSAFE), que convocó a la jornada.

En Santa Fe los pequeños campesino esperan desde 2015 la reglamentación de la Ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar.

El encuentro de reflexión y debate tuvo lugar el viernes 15 de septiembre en Casa del Bicentenario de Reconquista y contó con el apoyo de INCUPO y Fundación Nuevo Surco. Hasta la cabecera del Departamento General Obligado llegaron productores de distintos puntos del norte de Santa Fe, que junto a técnicos de la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF) e INTA Reconquista repasaron la situación de las familias de sector.

“En lo que va del año casi no nos vimos por las propias realidades de las organizaciones del norte de Santa Fe y también por la paralización que tienen los entes oficiales como la SAF y el Ministerio de la Producción”, aseguró José Luis Castillo desde UONSAFE. “Las organizaciones pudieron compartir con los funcionarios la necesidad de resistir a las inundaciones y al parate de un año y medio de políticas públicas”, agregó el dirigente campesino.

Inundaciones y políticas

“Hay varios factores que pesan en la realidad de las familias campesinas. Por un lado está el factor climático que dejo cinco inundaciones en tres años. Esto provocó un descalabro en la producción y la Ley de Emergencia que debiera cubrir esa situación de desastre no hizo llegar los recursos. Por otro lado, aparentemente, la Agricultura Familiar no está dentro de las primeras diez cosas que más interesan al gobierno de la Nación”, repasó Héctor Rubén Agüero integrante del Frente Nacional Campesino.

Al factor climático que achicó rebaños y complicó cultivos, las organizaciones sumaron preocupaciones de orden político como la necesidad de prorrogar la Ley 26.160 de relevamiento de comunidades indígenas; el vencimiento en 30 días del Art. 19 de la Ley Nacional de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar, que frena los desalojos y la finalización una Ley provincial que cumple el mismo fin en el territorio santafesino. “Qué casualidad que los tres paraguas se nos vuelan juntos”, bromearon los presentes.

Asistencia Técnica

Al momento de tomar la palabra, los técnicos de organismos nacionales expusieron sus principales líneas de trabajo en el territorio. En el caso de INTA Reconquista repasó los aportes que realiza el Programa PRO-HUERTA como la continuidad del trabajo en proyectos del Programa de Cambio Rural, un punto en el que los presentes se manifestaron preocupación por la paralización de proyectos presentados y que esperan por respuestas.

Por su parte desde la SAF se insistió en la importancia de llevar adelante el “reempadronamiento al RENAF”, el Registro Nacional de Agricultura Familiar, que surgió en el año 2008 para registran todas las actividades de la Agricultura Familiar y que “hace un mes se comenzó con un reempadronamiento, actualización y relevamiento de datos para ver si después de 10 años ese productor registrado sigue en la misma actividad”, explicó Carina Cardozo de la Secretaría de Agricultura Familiar.

Según se detallaron los técnicos, en cada emprendimiento realizan un relevamiento productivo, de la vivienda y de las personas que están dentro de la vivienda. Los datos son cargados a una base con georeferencia, que a futuro aspiran conforme un registro detallado, de rápido acceso e incluso modificable por los propios productores a través de teléfonos celulares.

Caminar juntos

“Acompañando a la UONSAFE que decidió realizar esta jornada de intercambio con las organizaciones para contar las realidades, que viven algunas organizaciones que no están siendo atendidas desde otros estamentos del Estado. Además a INCUPO le interesa mucho apoyar la política pública a través de la búsqueda de la reglamentación de la Ley de Agricultura Familiar en la provincia Santa Fe”, sostuvo Mariana Cian desde INCUPO.

La jornada contó con la presencia de organizaciones de Agricultura Familiar de las localidades de Ingeniero Chanourdie; Lanteri; Villa Ocampo; Tacuarendí; y Comunidades Aborígenes de Los Laureles y Las Toscas, que buscan hacer visible su realidad por lo que los puntos principales abordados llegarán hasta el Ministerio de la Producción de Santa Fe para que el Ejecutivo cierre el ciclo iniciado en octubre del 2015 cuando Diputados y Senadores aprobaron la adhesión de la provincia a la Ley Nº 27.118 de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar.

Diseminadas en distintos puntos del norte de Santa Fe las organizaciones de Agricultura Familiar enfrentan los mismos problemas: sobrellevar las consecuencias del clima y la falta de apoyo de los estamentos estatales.

PRENSA INCUPO