La Asociación Latinoamericana de Educación y Comunicación Popular, ALER, condena enérgicamente el golpe de estado ocurrido en Brasil por parte de sectores conservadores representados en el Congreso por parte de diputados y senadores. El 60% de estas autoridades involucradas en la justicia por delitos de corrupción. En esta fractura de la democracia están incluidos ex colaboradores del gobierno recientemente defenestrado.

ALER manifiesta su rechazo ante esta decisión que, a todas luces es jurídicamente infundada y ha estado plagada de vicios e irregularidades dado que no se han encontrado pruebas ni existen indicios fehacientes que la presidenta Dilma Rousseff haya cometido delito de responsabilidad fiscal. La decisión última del Senado de Brasil ha sido precedida por una campaña sistemática de ataques y desprestigio contra la presidenta por parte de políticos de la oposición, medios de comunicación ligados a los grupos de poder y sectores conservadores de la sociedad brasileña.

Desde ALER nos sumamos a las voces que alertan sobre los peligros que se ciernen sobre los procesos de integración y reivindicaciones en derechos fundamentales que han venido conquistando los pueblos organizados. No es solo un golpe contra la democracia en Brasil es un atropello contra movimientos sociales y organizaciones que trabajan por una democracia protagónica y participativa en la Región.

ALER expresa su respaldo a la presidenta Rousseff democráticamente elegida por 54 millones de votos y califica de ilegítimo el gobierno del presidente interino Michel Temer, quien, como primera medida anuncio un ajuste económico que va directamente contra los intereses del pueblo brasileño.

ALER se hace eco del clamor, las voces de protesta e indignación de las organizaciones populares, movimientos sociales y las organizaciones democráticas en la lucha por la recuperación y defensa de la democracia. En particular acompaña a los medios alternativos, populares, comunitarios que hacen parte de la protesta y clamor del pueblo en contraposición a los medios hegemónicos que contribuyeron con una campaña de desinformación y desprestigio que tuvo como resultado el Golpe de Estado parlamentario y judicial que hoy condenamos.

Exhortamos a levantar la voz de protesta que vive el pueblo de Brasil porque esta situación representa una amenaza contra la paz, convivencia, unión e integración de América latina y el Caribe.

Quito 13 de mayo de 2016

Leonel Herrera Lemos presidente ALER

No hay comentarios

Dejar una respuesta