Se realizó el Encuentro sobre manejo de bosque y ganadería ecológica

Frente al avance de modelos de producción que degradan el bosque y expulsan a familias de las zonas rurales, unas 20 instituciones y organizaciones campesinas compartieron experiencias que vienen realizando en conjunto sobre manejo sustentable del bosque para producir alimentos sanos, favorecer el arraigo y aportar al desarrollo local.

El encuentro, organizado por el INCUPO (Instituto de Cultura Popular) se realizó en la Universidad Católica de Santiago del Estero el martes 5 de abril y fue declarado “de Interés Legislativo, Educativo y Social”  por la Cámara de Diputados de la provincia.

Las experiencias

“Partimos de valorar la cultura campesina y su sabiduría en el manejo sustentable del bosque nativo y la cría de animales, sobre todo de cabras” – expresó Sergio Parra, Técnico de INCUPO, – “Nuestro trabajo junto a las familias campesinas, apunta a mejorar la nutrición animal y a un manejo sanitario preventivo, sin el uso indiscriminado de insumos químicos”.

En cuanto a los resultados, Parra comentó “Con la preparación de alimentos a partir del monte y la atención sanitaria preventiva utilizando medicina natural, las familias lograron reducir en más de un 70% la compra de insumos tradicionales como fardos y maíz. También, se logró reducir la mortandad de cabritos en un 93%. Se redujeron  las compras de antiparasitarios en un 100% y un 72% en antibióticos. Esto permitió un ahorro de unos $10.000, por año en la cría de unas 60 cabras”.

Por su parte, Marta Gómez, campesina integrante de la MEZAT (Meza Zonal de Tierras), expuso la experiencia que llevan adelante unas 20 familias en la zona de Añatuya: “Cuidamos el monte y criamos cabras desde siempre, alimentando el ganado con frutos del monte como la algarroba y la tusca. Los curamos con medicamentos naturales, como la “tintura de ajo”, que no sólo sirve para desparasitar sino también para elevar las defensas del animal. Junto a los técnicos de diferentes instituciones también nos capacitamos en la fabricación de balanceados y en la elaboración de silos subterráneos para almacenar frutos del monte”.
Conceptos similares fueron aportados por Sonia Ibáñez, de la Asociación Campesina “Corrientes Unidas”, de la zona de Miel de Palo.

En su presentación, Miguel Brasciolo, docente de la Facultad de Ciencias Forestales e integrante de REDAF (Red Agroforestal Chaco argentino), alertó sobre la pérdida del 30% de los bosques santiagueños en los últimos años y resaltó que “según los estudios que venimos realizando desde hace 8 años junto a diferentes instituciones podemos afirmar que los sistemas productivos campesinos son los más apropiados para la conservación de los montes, la producción de alimentos sanos y el desarrollo local de los pueblos”.

Brasciolo explicó que “estas propuestas están avaladas por diferentes investigaciones o tesis doctorales como la realizada por Magdalena Abt sobre “La función social del bosque”,  “Restauración ecológica y ganadería campesina” a cargo del ingeniero  Santiago Cotroneo (UBA) de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, “Aporte del bosque a la economía familiar”, por Matías Carigniano, entre otras investigaciones”.

Diego Daviu, de la ong “Bienaventurados los Pobres”, compartió la experiencia en manejo sustentable del bosque y elaboración de alimentos en base a la algarroba. Trabajo que lleva adelante la institución junto a unas 700 familias campesinas en los departamentos de Choya Guasayán, Río Hondo y Giménez de Santiago del Estero.

Ramón Ríos, integrante de ACINA (Asamblea Campesina del Norte Argentino) resaltó la importancia de las experiencias santiagueñas compartidas “para favorecer el arraigo campesino”. Asimismo rescató el trabajo de las EFAs en la provincia, “como generadoras de una educación para el cuidado del ambiente” y comentó la iniciativa impulsada por ACINA,  para el desarrollo de una Diplomatura Universitaria de Producción y Gestión de la agricultura familiar.

Alimentación saludable

Al mediodía los participantes compartieron un almuerzo con cabritos, cerdos y verduras producidas en forma orgánica, preparado especialmente por integrantes de la carrera de Nutrición de la UCSE.  El doctor Hugo Muratore, de la cátedra fisiología en nutrición, destacó que “el consumo de carne producida en forma natural garantiza una nutrición adecuada, a diferencia de las carnes y alimentos con aditivos químicos que provocan enfermedades hepáticas, digestivas y que atacan nuestras defensas.”

La jornada contó con la presencia de Michaela Verboom, responsable regional de MISEREOR (Agencia de cooperación solidaria de la Iglesia Católica de Alemania) quien resaltó “los avances logrados por las instituciones y organizaciones que están trabajando en forma articulada para el logro de una vida digna de las familias campesinas santiagueñas”.

Conclusiones

Desde hace años, comunidades campesinas junto a instituciones vienen construyendo conocimientos necesarios para un aprovechamiento sustentable del bosque santiagueño y la producción de alimentos saludables.

El desafío, planteado al final de la jornada, fue seguir trabajando en forma articulada para  lograr mayor visibilidad de estas experiencias, compartirlas con otras comunidades y en coordinación con áreas de gobierno para generar políticas públicas a nivel provincial y nacional.

PRENSA INCUPO

No hay comentarios

Dejar una respuesta