nte: “Se recuerda a la población la necesidad y responsabilidad de tomar las medidas para evitar la proliferación de mosquitos transmisores del dengue para proteger, cuidar a la familia, barrio y ciudad”

Por otro lado, ante este avance del dengue ¿será que tendremos que mirar con más detalle a nuestro alrededor?  Para ello le ayudamos con otras preguntas:

  • ¿Qué cambió tanto en la zona, en la región, en el país en que vivimos?
  • ¿Qué pasó con los bosques, los montes nativos de nuestro alrededor?
  • ¿Cómo fueron ocupadas esas hectáreas de suelo? ¿Qué pusieron en su lugar?
  • ¿Por qué tanta soja, tantas hectáreas con un solo sembrado? ¿Por qué tantas fumigaciones con avión?
  • ¿Adónde va a parar ese agroquímico, ese veneno?
  • Todo esto ¿tendrá algo que ver con la aparición del dengue, con el cambio climático? Con tantas preguntas, seguro que la conversación va para largo…

Por qué el dengue

En este siglo XXI, varios estudiosos, investigadores y técnicos, afirman que:

“El dengue tiene relación con el cambio climático,  con el desmonte y también  encuentra su causa en la sojización que destruye los ecosistemas naturales. Además,  los plaguicidas matan también a los enemigos naturales del mosquito. Matan peces, sapos, ranas, escuerzos, es decir, los predadores naturales de los mosquitos transmisores del dengue y la fiebre amarilla. Esos bichos matan mosquitos, de los que se alimentan tanto en su estado larval como de adultos.

Si el depredador desaparece, se ´descontrola´ el ecosistema y el crecimiento de la población de mosquitos se ve favorecido. Además, se suma en este año, las condiciones de calor, las altas temperaturas y la presencia de humedad por altas lluvias.

Esto se comprueba en la casi desaparición de la población de sapos, ranas, escuerzos, en la pradera pampeana y en sus cursos de agua principales, ríos, arroyos, lagunas y bosques en galería, así como el elevado número de peces que aparecen muertos o con deformaciones físicas y graves afectaciones en su capacidad reproductiva, como han informado reiterados estudios e investigaciones”.

A esto debe sumarse la deforestación en las áreas boscosas y de monte del Noroeste, que destruyó su equilibrio ambiental. “Así se liquidó el refugio y hábitat natural de otros predadores de los mosquitos, lo cual permite el aumento descontrolado de su población”.

En la actualidad, la incidencia del dengue ha aumentado enormemente en el mundo. Hoy representa un problema importante de salud pública en nuestro país. ¿Será el tiempo de rever el modelo productivo actual? ¿Qué pasa con la aplicación de la Ley de Bosques, del uso y manejo apropiado de los recursos naturales, entre tantos otros aspectos que hacen a la salud de la población  y del ambiente?

Fuentes:

“El mapa de expansión del dengue coincide con el de la sojización y uso del glifosato, que mata predadores del mosquito”, “Argentina: sojización y dengue, una mancha más para el complejo sojero”, de Alberto J. Lapolla, Ingeniero Agrónomo genetista e Historiador. Director del Instituto de Formación de la CMP, 2009

“La soja, los pesticidas, el dengue y el zika ¿relacionados?” por Laura Rocha, 03.02.16, La Nación

– “Los plaguicidas matan a los enemigos naturales del mosquito”, del Dr. Raúl Montenegro, profesor titular de Biología Evolutiva, Universidad de Córdoba

Microsoft Word - Justicia Climática para el facebook.docx

Microsoft Word - Justicia Climática para el facebook.docx

blanco