Se trata de la Ley 26.160, cuya prórroga fue votada el miércoles 27 de septiembre por los 65 legisladores presentes, extendiendo por cuatro años el tiempo para relevar las comunidades indígenas del país y deteniendo los desalojos.

“La prórroga de la ley es el principio del camino hacia la propiedad comunitaria de los territorios ancestrales, en el marco de la reparación histórica. Lo valioso es hacerlo con la participación indígena, y el acompañamiento de las instituciones”, expresó Susana Sotelo, coordinadora del departamento de Derechos Indígenas del Instituto de Cultura Popular (INCUPO), entidad que desde hace casi 50 años promueve a las comunidades originarias del norte de nuestro país.

La Ley 26.160, sancionada en noviembre de 2006, declara la emergencia en materia de posesión y propiedad de las tierras que tradicionalmente ocupan las comunidades indígenas originarias del país. Para ello, tienen que tener Personería Jurídica inscripta en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas, u organismo provincial competente o aquellas preexistentes.

En el artículo 2 dice: “Suspéndase por el plazo de la emergencia declarada, la ejecución de sentencias, actos procesales o administrativos, cuyo objeto sea el desalojo o desocupación de las tierras contempladas en el artículo 1º”.

Gracias a esto, al menos 10 juicios de desalojo contra las comunidades indígenas están frenados en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Si la ley no se prorroga, el 23 de noviembre comienzan los desalojos.

Esta ley también pide que se haga un relevamiento técnico, jurídico y catastral de la situación dominial de las tierras ocupadas por las comunidades indígenas.
Y pone al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, INAI, a cargo de realizar el relevamiento.

Además, es muy importante la prórroga de esta ley porque hay mil quinientas treinta y dos comunidades registradas. Pero sólo tiene terminado el relevamiento de cuatrocientas cincuenta y nueve comunidades. Ninguna de ellas tiene título de propiedad. Entonces están quedando fuera del relevamiento novecientas veintiséis comunidades, el sesenta por ciento de las registradas en el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas.

Aquí un fragmento de lo que sucedió en el recinto de la Cámara de Senadores, mencionando el aporte de las organizaciones que aportaron para esclarecer esta temática, entre ellas, INCUPO.

Ley de Emergencia Territorial Indígena 26.160

El miércoles 27/09 el Senado de la Nación dio media sanción de manera unánime a la prórroga por 4 años de la Ley de Emergencia Territorial Indígena 26.160, ahora se espera que Diputados actúe de la misma manera.

Posted by INCUPO on Thursday, September 28, 2017

 

 

Más información, en el periódico Acción de Incupo Nº 503.

PRENSA INCUPO