Agentes pastorales, dirigentes campesinos e instituciones de las diócesis de Orán, Cafayate, Tucumán, La Rioja, Añatuya, Santiago del Estero y Catamarca, participaron del “Tercer Encuentro sobre Agricultura Familiar”. Los participantes impulsan mayor compromiso de la iglesia ante conflictos rurales.

El evento, se realizó los días 3 y 4 de junio en la capital santiagueña, y fue organizado por las Pastorales Sociales de Santiago del Estero y Añatuya, junto a la Comisión Nacional de Justicia y Paz, del Episcopado argentino.

Testimonios campesinos

Un panel conformado por dirigentes campesinos de Santiago del Estero y La Rioja fue el encargado de presentar la difícil situación que atraviesan las comunidades campesinas “enfrentando amenazas de desalojo ejercida por empresas tenedoras de títulos de dudosa legalidad”. “Nuestros derechos son vulnerados, muchas veces con la complicidad de autoridades policiales, civiles y del poder judicial, que colaboran en acciones violentas como destrucción de viviendas y agresiones para amedrentar a las familias poseedoras”, relataron.

Asimismo, denunciaron los efectos de la “megaminería” en La Rioja, que “impacta en los ecosistemas y en la vida de las familias campesinas, destruyendo fuentes de agua, contaminando el ambiente y expulsando a los lugareños. Con el agravante del ocultamiento de información para evitar reacciones de la población y la falta de control o complicidad de quienes deben aplicar las leyes o denunciar su incumplimiento”.

La voz de los Pastores

Monseñor José Melitón Chávez, Obispo de Añatuya hizo un fuerte llamado a los Consejos parroquiales alentando “el acompañamiento al trabajo organizado de las familias en defensa de sus territorios, destacando su protagonismo y ofreciendo la ayuda de la Iglesia en la superación de los conflictos”.

Por su parte, Monseñor Vicente Bokaliclglic, brindó su visión sobre la Encíclica papal “Laudato Sí”, remarcando la necesidad de “una espiritualidad profunda para el cuidado del planeta tierra, nuestra casa común”.

La Dra. Magdalena Abt, el ing. Mario Berton y el Lic Juan Luis Díaz conformaron un panel técnico que aportó conocimientos sobre manejo de cuencas hídricas, cumplimiento de leyes de protección ambiental y sobre la posibilidad de acceso a diferentes programas como “Bosques nativos y comunidades”, “Creer y crear” y de “Titularización de tierras y arraigo rural”.

Signos de esperanza

El encuentro, destinó un espacio importante para compartir las experiencias de Instituciones de apoyo y de organizaciones campesinas en la defensa de sus territorios.
Explicó su trabajo la “Mesa de Tierras de Choya y Guasayán”, acompañada por “Bienaventurados los Pobres (Be.Pe).

La Mesa Zonal Ambito Tierras, integrada por organizaciones campesinas con el acompañamiento de INCUPO explicó su proceso de producción ganadera en forma ecológica.

La Mesa de Tierras de Salta, explicó cómo se fueron resolviendo de manera equitativa y pacífica los problemas que presentaba el asentamiento de familias criollas en territorios indígenas, para lo cual tuvieron el acompañamiento de FUNDAPAZ.

Asimismo, compartieron sus experiencia de lucha por la tierra el Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE Institucional) y la Asamblea Campesina del Norte Argentino (ACINA).

En medio de la difícil situación que atraviesan las comunidades campesinas, las experiencias compartidas surgen como brotes de esperanza. En su charla, Monseñor Chávez alentó a “fortalecer el trabajo de las organizaciones, acompañando sus reclamos al estado, desde las parroquias, organismos de la Iglesia e instituciones.” “No podemos quedarnos de brazos cruzados mientras nuestros jóvenes emigran. Desde un diálogo honesto, es posible encontrar caminos que dignifiquen la vida campesina”, resaltó.

Prensa INCUPO, nota elaborada en base al informe de Carlos Vigil, de la Comisión Nacional de Justicia y Paz. Fotografías: Javier Vigil.