Así lo definieron dirigentes de la MOWITOB, organización que nuclea a representantes de los Pueblos Moqoit, Wichí y Toba del Chaco, durante la reunión que el viernes pasado mantuvieron con el Diputado Provincial, Orlando Charole, Junta Unida de Misiones (JUM) y el Instituto de Cultura Popular (INCUPO).

Reunión en Comandancia FríasEl recurso de amparo será presentado ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos para plantear la oposición de los Pueblos Indígenas al proceso de entrega de tierras en la zona de la Reserva Grande llevado adelante por el Gobierno Provincial a través del Instituto del Aborigen Chaqueño (IDACH) y el Instituto de Colonización.

La entrega de tierras a los Pueblos Indígenas en la zona de la “Reserva Grande” fue definida por ley en año 1992 y comprende unas 300 mil hectáreas en la zona del “Impenetrable Chaqueño”.

“El gobierno hizo todo al revés”

El Diputado Orlando Charole explicó que “En la Reserva Grande, la prioridad eran cien mil hectáreas de tierras para el pueblo Wichí que vivía en la zona. Las restantes 200 mil hectáreas, se dividían entre los pueblos Qom y Moqoit. El título debía ser comunitario y acordar una relocalización de las familias criollas. Pero el gobierno hizo todo al revés. Mediante seis decretos, en diciembre del año pasado, con el aval del IDACH, cambió las adjudicaciones acordadas. Sacó afuera de la reserva a las comunidades Wichí y quiere entregar los títulos a las familias criollas que debía relocalizar”.

Charole fundamentó la decisión de recurrir a un estrado internacional porque “lisa y llanamente se violó el proceso de consulta que tendría que haberse llevado de manera ordenada, transparente y pacífica con los Pueblos Indígenas. Por eso, vamos a tratar de encaminar estos recursos para que la Corte Interamericana de Derechos Humanos inste al gobierno del chaco a frenar este proceso que está plagado de irregularidades”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta