La comunidad de Llajta Mauca se encuentra en peligro. Se trata un paraje ubicado a 32 kilómetros de la localidad santiagueña de Matará.

En ese lugar, la familia Pedraza, compuesta por un matrimonio y seis hijos, vivió momentos de terror ante la presencia de los hermanos Moscaluk, quienes llegaron hasta la comunidad y los amenazaron de muerte, con la intención de quitarles sus tierras. Se trata de Nerina Moscaluk, y sus otros cinco hermanos, todos oriundos del paraje Puente Bajada.

Irma Pedraza relató lo sucedido “Nos han insultado verbalmente, también nos amenazaron con armas de fuego y se fueron a las manos”.

La mujer comenta que hace 30 años vive en Llajta Mauca con su familia, en unas 173 ha, y que la comunidad es dueña de otras 222 ha. Hoy esas tierras se encuentran en conflicto.

Los hermanos Moscaluk “han hecho detener injustamente a personas de la comunidad con denuncias falsas, que las hacen cuando está de turno uno de los hermanos que es policía de la localidad de Matará”, cuenta Irma.

Por estos momentos, Heraldo Ruiz de 46 años, uno de los injustamente detenidos por el accionar de los hermanos Moscaluk, se encuentra internado a causa del desequilibrio nervioso que le provocó esta terrible situación.

Irma afirmó que la comunidad también hizo denuncias y hasta el momento la policía no hizo nada. Mientras tanto el pedido de justicia sigue en pie, y desde la comunidad de Llajta Mauca aseguran que van a seguir defendiendo sus tierras.

INCUPO

No hay comentarios

Dejar una respuesta