El Instituto de Cultura Popular (INCUPO) integró el equipo de formadores que entre el 15 y el 17 de junio llevaron adelante el “III Curso de Guías y Promotores Culturales del Sitio Ramsar Jaaukanigás” en la ciudad de Reconquista, Santa Fe.

El curso coordinado por el Museo Municipal de Arqueología “Prof. Dante Ruggeroni”, estuvo destinado a la comunidad en general y convocó a especialistas de distintas instituciones para participar en charlas que dieran un enfoque multidisciplinar a los participantes, que luego de tres jornadas y 45 hs. cátedras recibieron un diploma de Guías y Promotores Culturales del Sitio Ramsar Jaaukanigas.

Entre los especialistas se contó con Alejando Giraudo, biólogo, docente e investigador de la UNL Santa Fe y CONICET; José Pensiero, Ingeniero Agrónomo, docente e investigador de UNL Esperanza; Carlos Echegoy, director del Museo Municipal de Arqueología y Paleontología “Prof. Dante Ruggeroni”; María Elina Cricco, antropóloga y Directora del Museo Histórico Municipal; Carlos Chiaruli, subdirector Provincial de Recursos Ambientales del Ministerio de Medio Ambiente de la provincia de Santa Fe; y Oscar Cena, consultor, experto y perito en materia ambiental e integrante del Instituto de Cultura Popular (INCUPO).

El Jaauanigás es un humedal que alcanzó reconocimiento internacional en 2001 cuando un grupo de instituciones entre las que se encontraba INCUPO impulsaron su creación y la conformación de un Comité Intersectorial de Manejo (CIM), un cuerpo consultivo que debate y realiza propuestas de manejo y conservación del humedal al Ministerio de Medio Ambiente de Santa Fe.

“El CIM es muy importante porque es en ese marco donde especialistas de distintas áreas debaten políticas de manejo de los recursos del humedal con la idea de que las autoridades tomen las sugerencias y las lleven a la práctica”, explicó Alejandro Giraudo, Biólogo del CONICET – UNL, que expuso sobre la biodiversidad y riqueza de Jaaukanigás apostando a que las capacitaciones generen más compromiso en la población.

“La idea central de estos encuentros es generar capacidades e innovación formando grupos locales que desde la participación social y sus funciones como productores, alumnos, miembros de instituciones civiles puedan pensar y proponer alternativas de manejo interactuado con la dirigencia política”, agregó Giraudo.

Bosques y río

En la búsqueda de una mirada integral del entorno, los organizadores pensaron que los temas de biodiversidad y socio – históricos expuestos durante las jornadas, se enriquecerían con una mirada sobre la realidad de los bosques que rodean al humedal, a través de los aportes de Oscar Cena, un ingeniero agrónomo que desde INCUPO asesora a pequeños campesinos que elaboran planes de manejo y conservación de bosques en el norte santafesino donde “hay una presión muy grande de los productores para desmontar la mayor superficie posible de los campos”, aseguró.

“El modelo que viene imperando es sacar todos los árboles para convertirlos en energía o en madera o cambiar el uso del suelo para hacer cultivos”, reflexionó, Oscar Cena, quien se mostró preocupado porque “hasta las comunidades aborígenes que recibieron tierras como reparación histórica en la zona de la Cuña Boscosa le cuesta mucho ocuparla porque no hay políticas centradas en las características culturales de aprovechamiento del bosque porque no tiene propuestas tecnológicas acorde a su realidad sociocultural”.

Santa Fe es una provincia que en 100 años perdió el 80 % de sus bosques nativos y los pocos sobrevivientes se encuentran en el norte santafesino donde los amenaza la presión de la agricultura y las industrias que los consumen como combustible en sus calderas a un ritmo de 450 mil toneladas anuales. En este escenario el Jaakuanigás es un vergel donde explota la vida y los especialistas apuestan a que la socialización del conocimiento sea una eficaz defensa ante cualquier intento por modificar este Eden.

PRENSA INCUPO