La agricultura familiar como actor clave en la producción local de alimentos saludables
Agricultores familiares de varias provincias continúan con el curso regional de agroecología “Cosechar con futuro”, que tuvo el segundo encuentro presencial en Colonia La Lola, Santa Fe. Los participantes compartieron la experiencia desarrollada en sus lugares de trabajo y se adentraron en el pastoreo rotativo, prevención y control de plagas, los fundamentos del sistema agroecológico y las bases del análisis económico de la producción agroecológica.

“Este es un curso regional que se propone acercar a los participantes a los fundamentos del manejo agroecológico de los sistemas campesinos, comprender sobre prácticas, técnicas de producción y comercialización de los productos. Además, los participantes reflexionan sobre el rol y la identidad del agricultor familiar como actores claves en la producción local de alimentos saludables”, explicaron desde el Instituto de Cultura Popular, que desarrolla el curso por segundo año consecutivo en su centro de capacitación de Colonia La Lola en el norte de Santa Fe.

“Vinimos a adquirir conocimientos nuevos para implementarlos en nuestra zona donde hay que mejorar el suelo y ya lo estamos haciendo como tarea de lo que vimos en el primer encuentro”, repasó, Vanina Acosta docente de la EFA de KM50 (Escuela de la Familia Agrícola) en el norte de Santa Fe donde los 110 alumnos desarrollan tareas de producción agroecológicas.

El curso se desarrolla a entre los meses de junio y octubre con tres encuentros presenciales a los que se suman actividades en cada localidad con el acompañamiento de un “animador” que ayuda reunir experiencia que luego se comparte con los participantes, que llegan localidades de las provincias Santa Fe, Corrientes y Chaco.

Vicente Alcoba es boliviano y desde hace 23 años vive en Santa Lucia, Corrientes, donde produce hortalizas y comenzó un proceso de transformación desde una agricultura “con muchos químicos” a “una producción más orgánica” y luego de su paso por el curso quiere llevar y “compartir las técnicas agroecológicas con los compañeros de producción”.

“Como productor estoy yendo hacia este sistema de agroecología y comencé por la base que es la tierra. La estoy fortaleciendo incorporándole microorganismos para reconstruir un suelo que venía trabajando con químicos y venenos. En base a eso y a compartir con los compañeros de la Unión de Trabajadores de la Tierra, que recién empezó donde estamos, espero que me sigan y apuesten a la agricultura orgánica. Yo apuesto a esto para producir sano y estar sano”, aseguró Vicente.

“En octubre los participantes se verán las caras por última vez en el año, pero esto es un camino que no se termina y cada participante es también una semillita que germinará y llevará con ella estos conocimientos que son ancestrales y no lastiman a la Madre Tierra sino todo lo contrario, la abrazan”, concluyeron desde la organización.