Agricultores familiares, docentes y alumnos de las provincias de Corrientes, Santa Fe, Chaco y Formosa participaron del curso de agroecología “Cosechar con futuro” realizado por INCUPO en la ciudad de Reconquista. La capacitación se extendió desde durante cuatro meses con tres encuentros presenciales y actividades en los lugares de los participantes.

La capacitación certificada por la Universidad Católica de Santa Fe contó la participación de agricultores familiares que hoy producen con prácticas agroecológicas y también con productores que están en un proceso de transición. El curso llegó también a docentes y alumnos de carreras terciarias y de escuelas medias con orientación en la producción agrícola.

Raquel Villanueva – Tercera generación de productores agroecológicos en Bella Vista

“Trabajar en un sistema de agroecología no significa que no vas a tener un ataque de plagas, pero vas a poder controlarlo sin el uso de químicos, a la vez que vas a tener una producción de calidad y competente en comparación con las producciones convencionales, además de saber que no vas a afectar tu salud y la de los consumidores. Por otro lado se ahorra dinero porque todos los insumos que la producción convencional adquiere a precio dólar, nosotros no lo utilizamos”, explicó Raquel Villanueva, una joven productora que en la ciudad de Bella Vista, Corrientes, integra la tercera generación de una familia que se sostiene con una producción de hortalizas y cítricos agroecológicas, que comercializan en ferias locales y en Buenos Aires a través de una Cooperativa de Productos Orgánicos.

Granitos de arena

“Cosechar con futuro” fue un espacio de formación pero también de intercambio, donde a través de tres encuentros presenciales los participantes compartieron cómo aplicaron los saberes en su lugar y conocieron los desafíos y descubrimientos que se fueron realizando en lugares distintos a los suyos donde viven agricultores familiares que emprendieron el mismo camino.

“A nosotros lo que nos interesa es la mirada territorial, es decir, qué está pasando en el territorio, porque muchas veces cuando se habla de agroecología en Francia o en otros espacios se lo hace en abstracto”, repasó Floriane Louvet, que desde de la Agencia Tierra Solidaria recorrió varias experiencias en distintos puntos del planeta y que llegó para participar del último encuentro del curso.

“Lo lindo es poder ver cómo esos granitos de arena que aporta cada productor agroecológico se están dando acá, pero también en Brasil, en Paraguay, Uruguay, Chile, Francia y en muchos otros países. Todos esos granitos están formando algo y ese algo es una resistencia a un modelo dominante del agronegocio, que se está centrando en el tema de la rentabilidad sin preocuparse de la salud de la gente, de los derechos de las personas, del medio ambiente, ni de la alimentación”, reflexionó.

Cosechar con futuro fue un espacio de formación pero también de intercambio para los productores agroecológicos.

Un camino a seguir

A lo largo de los meses de capacitación, los participantes recorrieron los ejes de un sistema de vida agroecológica, teniendo en cuenta la vida del suelo como base de la producción, con una fuerte preocupación por la semilla y la soberanía alimentaria. Además incorporaron miradas sobre el animal en el sistema producción, la prevención y control natural de plagas, para luego pasar a un análisis económico de la producción agroecológica teniendo en cuenta la transformación y comercialización de los productos de la Agroecología.

Los contenidos de la segunda edición de “Cosechar con futuro” estuvieron certificados por la Universidad Católica de Santa Fe, en tanto que las actividades contaron con el apoyo de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Noreste y el auspicio de Misereor y 8 per mille Chiesa Valdese.

Los organizadores celebraron el número de agricultores y el involucramiento de los productores, docentes y alumnos que participaron de la segunda edición del curso a la vez que confirmaron la realización de una tercera edición en 2019.