Más de un millar de personas y unos 50 expositores participaron del Segundo Congreso Internacional sobre Derecho Constitucional Indígena que finalizó hoy en la ciudad de Resistencia, Chaco. Durante los días 24, 25 y 26 de octubre dirigentes indígenas junto a docentes, estudiantes y especialistas legales de diferentes provincias argentinas y de países hermanos como Colombia, Bolivia, Chile, Brasil, Paraguay y Canadá expusieron y debatieron sobre los avances y retrocesos en el cumplimiento de los Derechos Indígenas americanos.

El acto de cierre, realizado este mediodía en el “Domo del Centenario”, contó con la presencia del gobernador de la Provincia, Oscar Domingo Peppo y de autoridades del Superior Tribunal de Justicia y de la Secretaría de Derechos Humanos del Chaco, organizadores del Congreso. La conferencia de clausura estuvo a cargo de Miguel Benedetti, experto en legislación indígena y de Jorge Nahuel, dirigente del Pueblo Mapuche.

Comunidad Qom de Laguna Patos junto a Técnica de INCUPO. Experiencia: sobre Bosques nativos

El aporte de pueblos hermanos

Desde Canadá hasta Chile fueron varias las exposiciones de expertos y dirigentes indígenas que aportaron sus experiencias de lucha en la conquista de derechos. Un reconocimiento importante tuvo el discurso de Juvenal Arrieta González, del Pueblo Mberá, de Colombia, quien se refirió a la “necesidad de estar unidos como Pueblo para poder asumir la administración de los recursos del estado que nos corresponden por derecho”. Asimismo instó a “confiar en nuestras capacidades y no esperar que el Estado resuelva nuestros problemas”. “Los pueblos indígenas argentinos tienen dignidad, identidad, historia de lucha, pero sin unidad no es posible la conquista de derechos”, finalizó.

Los desafíos planteados

“El incumplimiento de los derechos territoriales y las dificultades en el acceso a la justicia por parte de las comunidades indígenas” fueron algunas de las preocupaciones planteadas en la declaración final Congreso.

“Fueron tres días de muchas emociones, de encuentro con dirigentes de diferentes naciones que nos trasmitieron sus experiencias y con quienes acordamos unificar pensamientos por el bienestar de nuestros pueblos”, evaluó Florencio Ruíz, dirigente  Moqoit del sudoeste chaqueño. “Ojalá que este congreso sirva como un llamado de atención, para que la dirigencia indígena chaqueña supere sus divisiones partidarias y religiosas. Pero también, para que el poder Ejecutivo y Judicial se ponga de acuerdo en el cumplimiento de los derechos y podamos trabajar juntos por políticas públicas que resuelvan los graves problemas de salud, de trabajo y de hambre que está sufriendo nuestro Pueblo”.

PRENSA INCUPO