Entre el 30 de noviembre y el 02 de diciembre se reunieron en Buenos Aires las radios de la Asociación Latinoamericana de Educación y Comunicación Popular (ALER) del Cono Sur de Latinoamérica. A lo largo de tres días se analizaron los cambios que se vienen produciendo en los países con gobiernos de diferentes signos políticos y se diseñaron estrategias ante los modelos productivos que atentan contra los recursos naturales y la salud de los ciudadanos.

Las radios comunitarias y populares “son aquellas que tienen clara vocación de favorecer la participación de la comunidad, de valorar las culturas locales, de devolver la voz a los/as que no hacen uso de ella”, además de “llegar a grupos aislados, donde no llegan otros medios”. “Pero también tratan de ser canales para que los pobladores participen en la solución de sus propios asuntos. Son aquellas que pretenden hacer una comunicación más extendida y horizontal, como expresión de las mayorías, para que puedan intervenir en la escena pública”, según reflexionó, María Cristina Mata, académica cordobesa.

ALER Cono Sur se reunió en Bs. As.

Unas 85 radios con estas características son las que se agrupan en la Asociación Latinoamericana de Educación y Comunicación Popular – ALER- (www.aler.org) Una entidad que lleva 45 años trabajando en 15 países del continente latinoamericano, fortaleciendo a las radios a través de la capacitación y la producción de información de carácter continental, creando un espacio comunicacional, que visibiliza a la región.

En el encuentro estuvieron presentes Radio Universidad del Sur, de Valdivia, Chile, Paí Pukú del Chaco Paraguayo, La Cotorra de Montevideo, Radio Encuentro de Viedma, Pocahullo de San Martín de los Andes, La Ranchada y FM Sur de Córdoba, Aire Libre de Rosario, La Tribu, En Tránsito, Raíces, Compartiendo y Bajo Flores, de Buenos Aires. Además el Foro Argentino de Radios Comunitarias – FARCO- y el Instituto de Cultura Popular –INCUPO- como productora de contenidos.

Durante los tres días se analizaron los cambios que se vienen produciendo en los países, con gobiernos de diferentes signos políticos. En lo económico y social se concluye que los gobiernos hasta ahora no encontraron, ó no buscaron, alternativas al extractivismo, modelo que se expresa en los monocultivos como la soja o especies para celulosa, como también en la megaminería y las explotaciones petroleras. Se trata de un modelo productivo que causan grandes daños al medioambiente y sobre todo a las personas y comunidades, que sufren desplazamientos y contaminaciones, muchas veces fatales.

Con relación a lo comunicacional no se avanzó a un mayor ejercicio del derecho a la comunicación. Al contrario. Se destacó especialmente aquellas situaciones en que existen grandes empresas mediáticas afines a los gobiernos de turno, que se llevan la gran mayoría de la pauta oficial, como en Argentina, que debiera distribuirse equitativamente por ley, entre todos los medios, incluyendo a las radios comunitarias. Por el contrario aquellas políticas de apoyo a éstas, como el caso de los Fondos de Fomento Concursables para Medios de Comunicación Audiovisual –FOMECAS- creado por la ley 26522, presentan muchísimas dificultades, no se sabe si burocráticas ó políticas, para su implementación, desalentando la actividad.

Frente a esta situación ALER propone la búsqueda de alternativas, al decir de las culturas andinas, de un Buen Vivir, en armonía con la naturaleza. En la cultura guaraní el Tekó Porá. Propuestas que se reflejan en los libros “Siembras del Buen Vivir” y “Comunicar la Esperanza” ambos editados por ALER. Más allá de los significados que le dan las diferentes culturas originarias latinoamericanas, se hace necesario encontrar formas de economía, de producción y de vida, que respeten a las personas y a la naturaleza. Estos contenidos y propuestas también se reflejan en las tres ediciones diarias del Informativo de ALER, llamado Contacto Sur, confeccionado con los aportes de todas las radios socias del continente, y editado por un equipo de periodistas, técnicos y productores, con base en tres lugares del continente, que son San Salvador, El Salvador; Maracaibo, Venezuela; y Rosario, Argentina.

Entre las principales conclusiones del encuentro, figuran el propósito de articularse, en el territorio patagónico argentino y chileno, con las universidades de ambos países, para la formación académica de los trabajadores de las radios. En la zona del Río de la Plata las radios de Buenos Aires y Montevideo se proponen incrementar los mecanismos de comunicación interna. En la región del Gran Chaco y Paraná, que incluye el norte argentino y Paraguay, se propone acentuar las instancias de encuentro entre las radios, a los efectos de proyectar acciones concretas, además de continuar la búsqueda de recursos económicos, con la finalidad de financiar las actividades.

ALER también se propone ponerse a disposición de los diferentes espacios de integración latinoamericanos, con la finalidad de sumar su aporte y su experiencia de años, para un mayor ejercicio del derecho a la comunicación, en los países.

Un continente con la misma voz

Encuentros similares al del Cono Sur realizado en Buenos Aire se realizaron en la región de Centroamérica y en la Zona Andina. En Buenos Aires los participantes se hicieron tiempo para acompañar, la marcha de todos los Jueves, de las Madres de Plaza de Mayo. En esta ocasión las mismas entregaron un presente a Néstor Busso, de Radio Encuentro de Viedma, por los servicios brindados.

Las radios comunitarias de ALER Cono Sur se sumaron a la marcha de los jueves de las Madres de Plaza de Mayo.