El 10 de diciembre, la ciudad de Villa Ocampo incorporará al Concejo Municipal a Maximiliano Castillo, un joven dirigente campesino proveniente de Obreros del Surco y de la Asamblea Campesina e Indígena del Norte Argentino, dos organizaciones que tienen a la agricultura familiar como centro de la escena.

“Esto arrancó hace cuatro años atrás cuando varios compañeros de la Organización Obreros del Surco, tomaron la decisión de ser parte del Movimiento Evita en la ciudad de Villa Ocampo (norte de la provincia de Santa Fe)”, repasó Maxi Castillo en diálogo con INCUPO.

El joven dirigente campesino iba en segundo lugar de la lista del Frente Justicialista representando al Movimiento Evita y para alcanzar una de las tres bancas que se renovaban, la boleta que integraba tenía que ser elegida por el 47% de los votantes de la ciudad. En números reales debían contar con el apoyo de 5.000 vecinos (1.000 más que en las elecciones primarias).

INCUPO -¿Cuánto de la Organización Obreros del Surco y sus luchas llegan con vos al Concejo Municipal?
MAXI – Después de 26 años de trabajo organizativo con el eje de laburo que es la producción y el derecho a la tierra entendimos que era necesario también a discutirlo dentro de la agenda política, por eso se apostó a ser parte del Movimiento Evita. En 2015 presentamos por primera vez un candidato campesino con una buena elección. No habíamos llegado a ser concejal pero tuvimos un reconocimiento e hicimos visible el espacio, ahora es muy importante a lo que se llegó, y en ese llegar, vienen las propuestas que se trabajamos desde hace un montón de años, tanto con los dirigentes de las Ligas Agrarias y en los últimos 20 años con los dirigentes campesinos y en el Concejo creo que lo más factible es que uno pueda generar ordenanzas, que respalden el fortalecimiento de los sectores rurales.

INCUPO -¿Cuándo hablás de los sectores rurales no te referís a lo que tradicionalmente se cono “el campo”?
MAXI – No. En los últimos años y después de la discusión de la (Resolución) N°125, creo que hay dos campos: el de los agronegocios, que hoy está pasando por un proceso político fuerte con (Luis Miguel) Etchevehere en el Ministro de Agroindustria; y por otro lado la Agricultura Familiar, que está pasando por una crisis institucional por una dirección que apunta el gobierno de Cambiemos.

Nosotros en los territorios, hace dos años que venimos sosteniendo lo que conseguimos en los últimos 10 años y damos discusión sobre la Ley de Agricultura Familiar. El 10 de diciembre, como concejal vamos a seguir sosteniendo la Agricultura Familiar como un eslabón importante en la zona rural.

INCUPO -¿El 10 de diciembre cuando levantes la mano para jurar por quién lo vas hacer?
MAXI – He sido un hijo de la Organización Obreros del Surco, entonces creo que en ese sentido uno jura por el espacio y también por los 10 años en los que uno se formó en la Asamblea Campesina e Indígena del Norte Argentino, por la familia que siempre está y apostó a un modelo productivo que es la Agricultura Familiar y por mi viejo (José Luis Castillo) porque tengo que reconocer que soy hijo de un dirigente que en los últimos años fue importante para el rol de la Agricultura Familiar. Me van a venir varias fotos a la cara pero creo que será por las luchas de los último años y porque creemos que no llegamos solo sino que somos hijos de las organizaciones.

PRENSA INCUPO