Organizaciones campesinas junto a diputados nacionales analizaron el jueves pasado en el Congreso de la Nación diferentes acciones tendientes a frenar la baja del Monotributo Social Agropecuario impulsado por el Ministerio de Agroindustria. La presentación de leyes y amparos judiciales, fueron algunas de las propuestas planteadas.

La reunión fue convocada por diputados integrantes de la Comisión de Seguimiento de Normas Previsionales y de Asuntos Cooperativos y Mutuales del Congreso de la Nación. Unos 50 oradores, en su mayoría pertenecientes a organizaciones campesinas de todo el país, expusieron su preocupación frente al “recorte sistemático de presupuesto para la Agricultura Familiar”, citando como ejemplo “la baja del Monotributo Social Agropecuario, la no implementación de la Ley de Agricultura Familiar y los despidos en diferentes organismos públicos que trabajan con el sector”.

“La idea era convocar al Ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, para que escuche a las organizaciones campesinas explicar el grave daño que ocasiona al sector la baja del Monotributo Agropecuario”, explicó Mónica Polidoro, de la Asociación de Mujeres Rurales de la Argentina Federal (AMRAF). “Pero el señor Ministro pegó el faltazo y esto fue tomado como una falta de respeto, sobre todo para los compañeros campesinos que recorrieron más de mil kilómetros para exponer su situación”, agregó.

El Monotributo Agropecuario fue creado en el 2009 y permite a las familias de pequeños productores acceder a “costo cero” a una obra social, a un aporte jubilatorio y a la posibilidad de emitir facturas para ingresar a la economía formal. El mes pasado, el Ministerio de Agroindustria dispuso el fin del beneficio que alcanza a más de 100 mil familias campesinas. En su reemplazo propone que “A partir del 1° de enero de 2019, los productores familiares pasen al Monotributo Social, a cargo del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, con lo cual deberán pagar $268 por persona integrante del grupo familiar”.

Las organizaciones campesinas critican esta propuesta por su alto costo para una familia campesina y además porque “dejamos de ser actores productivos que alimentamos a pueblos y ciudades, para pasar a ser sujetos de planes sociales”.

Entre las propuestas de acción planteadas en la reunión se mencionó la presentación de dos proyectos de ley que dan continuidad al Monotributo Social Agropecuario, elaborados por los diputados Cristina Brítez, de Misiones y José “Pitín” Aragón, de Corrientes. Asimismo, se planteó la posibilidad de interponer recursos de amparo para defender  derechos adquiridos por el sector.

PRENSA INCUPO