Moseñor, Angel Macín, fue convocado por el Papa Francisco para participar del Sínodo de la Amazonía que se realizará del 6 al 27 de octubre bajo el lema “Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”. El Obispo de Reconquista fue invitado como Padre Sinodal con lo que tendrá “voz y voto” en los temas y debates.

Apertura del Sínodo de la Amazonía

Macín es uno de los dos religiosos argentinos que participa del encuentro en el Vaticano. El Obispo de la Diócesis de Reconquista preside la Comisión Episcopal de Pastoral Aborigen y su tarea lo pone en contacto con pueblos aborígenes que habitan el Gran Chaco Americano, el segundo ecosistema forestal de Sudamérica después del Amazonas con un millón de kilómetros cuadrados lo largo de Argentina, Paraguay, Bolivia y una pequeña porción del Brasil.

Ángel Macín – Obispo de Reconquista

“Recibí a finales de julio la invitación del Papa Francisco, la carta donde me nombraba como Padre Sinodal, es decir, como parte de ese grupo que tiene voz y voto en el debate”, explicó Macín, que se entusiasmó con trabajar en general los temas planteados por la Encíclica Laudato Si y en particular las líneas del “cuidado de la tierra” y el “cuidado de los pobres”, “que son dos cosas que van de la mano” y recordó que en la región instituciones como INCUPO, FUNDAPAZ, REDAF, y Nuevo Surcos, entre otras, llevan tiempo trabajando en ese horizonte.

Monseñor, Macín, confía en que lo debatido y fijado en el sínodo de la amazonía pueda aplicarse en territorios similares como el gran chaco americano, un territorio que comprende regiones de Argentina, paraguay, Brasil y bolivia y que contiene al acuífero guaraní.

Ángel Macín – Obispo de Reconquista

“Me parece que el trabajo principal va a venir después, cuando tengamos que ver cómo concretar las líneas que se puedan discernir y aplicar en otros espacios, en otras zonas, en otros territorios, como puede ser la Región Chaqueña y el Acuífero Guaraní, que tienen problemáticas parecidas donde, así como, el número de pobres sigue creciendo y es problema que nos duele a todos, la tierra sigue siendo maltratada, como los territorios, los bosques y el agua, así que, tenemos mucho por hacer aquí en nuestra zona, y hacerlo juntos de un modo sinodal porque solos no vamos a salvar al planeta”, reflexionó el Obispo de Reconquista.

PRENSA INCUPO