Motivados por la inquietud de conocer cómo se producen los alimentos que se consumen a diario, un grupo de consumidores y técnicos visitaron este miércoles primero de agosto la chacra que Cayetano Gómez trabaja junto a su familia en la localidad de San Cayetano, a unos 15 km de la capital correntina.

Hace más de una década que Cayetano Gómez y familia ofrecen sus productos en las ferias del Parque Mitre y plazas de Corrientes. Y fue a través de la conversación con sus clientes que surgió la idea de la visita. “Muchos se acercan por el precio, por la calidad, pero también por recomendación médica de consumir alimentos sin químicos”, comenta Cayetano. Por eso, lo primero que muestra en la entrada de su chacra es una producción de abono natural que utiliza para fertilizar el suelo.

 

“Si las plantas crecen fuertes los bichitos no se acercan. Y si aparecen, tenemos preparados naturales y plantas que los ahuyentan”, explica. En cuanto a la asistencia técnica, Gómez comentó que reciben apoyo de Agricultura Periurbana, de la Municipalidad de Corrientes: “Ellos nos brindan capacitaciones, nos ayudaron con las perforaciones y el sistema de riego y nos facilitan la participación en los mercados populares de la ciudad”.

Participaron de la comitiva, integrantes del Instituto de Cultura Popular (INCUPO), de CARITAS, de la Expo Mbopoty y de la Asociación Provincial de Ferias de Corrientes. Estas instituciones vienen impulsando una serie de charlas sobre alimentación saludable y consumo responsable junto a integrantes de la Cátedra de Nutrición de la Facultad de Kinesiología de la UNNE.

Acompañó la delegación, el Agrónomo Carlos Sánchez, funcionario municipal, quien explicó el trabajo de control y acompañamiento técnico que realizan a unas 100 familias productoras de la zona periurbana de la ciudad.

La necesidad de una mayor promoción del consumo de alimentos saludables fue uno de los temas analizados en la charla con la familia Gómez. Asimismo, surgieron planteamientos sobre la forma de garantizar y asegurar una producción sana a los consumidores. Una cuestión urgente a resolver entre productores, estado y comerciantes, si se quieren fortalecer las ferias francas y mercados populares, verdaderos pilares de la soberanía alimentaria de una comunidad.

PRENSA INCUPO