El río Paraná se encuentra, en el puerto de Santa Fe, en un nivel bastante inferior a los 2 metros. Esta bajante, la más importante de la década, traerá aparejada una serie de consecuencias, tanto biológicas como sociales, fundamentalmente en la actividad pesquera.

El sábalo, por ejemplo, está desovando justo en esta bajante extrema lo que va a afectar gravemente la reproducción y la recuperación de la pesca a futuro de la especie.

Las Asociaciones expresan que “Los pescadores del litoral santafesino necesitamos ser escuchados ante la gravísima crisis social y ambiental que estamos atravesando por la gran bajante del río Paraná, la que se suma a otras causas que hacen imposible subsistir de nuestro oficio en este momento”.

Otro tanto sucede en la provincia de Corrientes, donde el gobierno provincial concibe a la pesca solo como una actividad turística y todo el sistema de veda está ideado en función de esos intereses.

Desde el Foro Agrario Soberano y Popular, acompaña a los pescadores santafesinos en la exigencia de que se declare la veda temporaria por el lapso de dos meses, conforme a lo establecido en la Ley 12.212 – Artículo 16, ya que ese periodo es clave para la reproducción de las especies y es necesario evitar la depredación que llevará al colapso el sistema.

Así también, durante esos los meses de veda, se le debe brindar una asistencia a cada pescador registrado equivalente a un salario mínimo, la cual debe provenir del “Fondo de Reconversión Pesquera y Asistencia a Pescadores” creado por el Artículo 3 de la Ley provincial 12.703 para tal fin y al que deberían ingresar divisas en concepto de Tasa de Fiscalización de Productos de Río.

De esta misma manera, acompañamos a los pescadores de la provincia de Corrientes en el reclamo por rediscutir un sistema de veda que priorice y valore la actividad pesquera como productora primaria de alimentos y la evaluación de políticas hacia el sector que reconozcan que la represa Yacyretá representa un importante daño a la fauna ictícola. En este sentido, como bien propone la Cooperativa de Malloneros Bañado Sur, con fondos provenientes de dicha represa se debería otorgar una compensación a las familias de la comunidad pesquera correntina.

Entendemos que esta situación se produce – en un contexto en el que unos pocos frigoríficos y acopiadores se enriquecen con la exportación de una captura producida con el esfuerzo de los pescadores artesanales, a los que les pagan sólo la vigésima parte del monto obtenido por la venta al exterior – como consecuencia de la falta de una política nacional que promueva y sostenga la actividad pesquera artesanal, en el marco del consenso de una Ley Federal de Pesca Continental, que sirva de resguardo para un aprovechamiento racional y sostenible de un recurso que nos pertenece a todos los argentinos.

Asumimos que debe ser el estado el que regule la actividad y garantice un reparto justo y equitativo de nuestros recursos y bienes naturales, escuchando y propiciando la participación de las organizaciones de pescadores en la toma de decisiones.

En tal sentido, desde el Foro Agrario Soberano y Popular, exigimos que se declare la EMERGENCIA PESQUERA y una VEDA SIMULTÁNEA en las provincias que integran la Cuenca del Paraná.

Argentina, 25 de Octubre del 2019

Comisión de Mar, Río y Pesca – FASP