Con activa participación de numeroso público, con la presencia de los ministros de Salud y Ambiente del Chaco y el aporte de reconocidos investigadores, se llevó a cabo ayer en Resistencia la jornada ”Soberanía Alimentaria, Ambiente y Salud Humana”.

“El objetivo central es debatir en forma respetuosa sobre las consecuencias que el actual modelo de producción industrial de alimentos, acarrea sobre la salud del ambiente y las personas”, explicó el doctor Horacio Lucero, investigador del Instituto de Medicina Regional de la UNNE, uno de los organizadores de la jornada.

La apertura estuvo a cargo de Gustavo Cáceres, Ministro de Ambiente quien resaltó “la necesidad de abordar el tema en forma articulada entre organismos del estado y de la sociedad civil, para llegar a políticas públicas que aseguren la producción saludable de alimentos.”

e izq a der: Florencia Gómez, Miryam Gorban, María del Carmen Seveso, Fernando Cabaleiro, Gustavo Cáceres, Raúl Montenegro y Horacio Lucero.

A su turno, Luis Zapico, Ministro de Salud, destacó la importancia del encuentro para revertir una realidad que duele: “Vemos en nuestro interior campos ricos, pero cerebros pobres. El uso intensivo de agroquímicos y el procesamiento industrial de los alimentos pone en riesgo la salud de las personas desde el momento de la gestación. A esto hay que sumarle el crecimiento alarmante de enfermedades como cardiopatías, diabetes y obesidad, todas ellas relacionada con una mala nutrición”

Panel de investigadores

Miryam Gorban, Licenciada en nutrición, alertó sobre los riesgos para la salud humana de la comida ultraprocesada: “Por la gran cantidad de aditivos, por la cría de animales como máquinas, hoy  no sabemos qué estamos comiendo. Por eso los llamo “ocnis”, objetos comestibles no identificados”. Asimismo planteó su preocupación frente al desmantelamiento de los organismos que acompañan a la agricultura familiar: “Las ferias francas, los pequeños productores son los únicos que pueden garantizar una alimentación saludable. Hay avances en algunas provincias, pero si no se fortalece este sector corremos el riesgo de perder nuestra soberanía alimentaria”

El abogado Fernando Cavaleiro, integrante de la organización “Naturaleza de Derechos”, disertó sobre su práctica judicial en defensa de las comunidades afectadas por las fumigaciones con agrotóxicos. Asimismo, expuso el informe “El Plato fumigado”, que refeja los resultados de estudios realizados por SENASA en frutas y verduras del Mercado Central de Buenos Aires, donde se detectaron 68 agrotóxicos diferentes en 38 alimentos, de los cuales un 49% son agentes cancerígenos y un 48% afectan el sistema hormonal.

La doctora Florencia Gómez, del Ministerio de Ambiente, disertó sobre los casos de violación de las leyes que regulan el uso de agroquímicos a nivel provincial y nacional. Resaltando la “indelegable función que debe tener el estado en proteger la vida de las comunidades amenazadas por el avance de las corporaciones del agronegocio”.

El profesor Raúl Montenegro, biólogo cordobés, reseñó en su charla “Los principales problemas ambientales  generados por la Agricultura Intensiva” y, finalmente la Dra. María del Carmen Seveso explicó las características del Modelo Agrobiotecnológico y sus efectos  en los territorios dese la perspectiva de la salud y los Derechos Humanos.

Durante la jornada, el público participó de manera activa, a través de preguntas y aportes. En su mayoría, las opiniones destacaron la realización del encuentro, por el valor de las ponencias y la posibilidad de un trabajo conjunto entre estado y sociedad en defensa del ambiente. Asimismo, se registraron críticas por la falta de acción estatal frente a casos de denuncias por daños ambientales. Surgieron también, cuestionamientos por el “doble discurso” de algunos funcionarios de gobierno, que “hablan de soberanía alimentaria, pero a la vez impulsan modelos productivos contaminantes que afectan la salud ambiental”.

PRENSA INCUPO